Laguna de la Nava-Laguna de los Caballeros-Laguna del Barco

Ruta: Desde Nava del Barco, y paso de la Laguna de los Caballeros a la Laguna de Barco por el Collado de Portilla Honda

Días: 20/07/1999 y 21/07/1999


Esta ruta la realize con 13 años con el Grupo Scout Edelweiss de Guijuelo, al que pertenezco, y con el Grupo Scout Berenguela, de Villares de la Reina.

Dia 1: Nava del Barco-Laguna de la Nava

La ruta parte del pueblo abulense de Nava del Barco.Nada mas llegar al pueblo cogemos la carretera que se dirige al pueblo de Umbrías, y en escasos 300 metros nos encontraremos con una gran cruz a la izquierda, en cuyo lugar arranca la pista por la que empezaremos la excursion.Nada mas tomarla, desechamos un primer desvio a la izquierda, ya que se dirige otra vez al pueblo, escogiendo nosotros el otro ramal que supera en estos primeros instantes un ligero repecho, tras el cual nos adentramos en el hermoso valle que crea el arroyo de Galin Gomez. La pista discurre a media ladera y deja siempre a la izquierda la vega regada por las aguas del arroyo. Poco despues nos encontramos con otro desvio que a la izquierda desciende hacia el fondo de la garganta, pero que no cogemos.En seguida llegamos a un lugar donde se bifurca el valle, justo enfrente del Cerro del Camoco (1390m), la derecha nuestra aparece la garganta de la Vega que recoge las aguas de la Laguna de Barco, mientras que a la izquierda continua la garganta de la Nava. Como nuestro primer objetivo es la Laguna de la Nava continuamos por el ramal de la izquierda por el que pasaremos por un puente sobre las aguas del arroyo antes citado.Durante un breve repecho desecharemos todos los desvios que se nos presenten.Mas tarde la pista gira a la derecha y poco a poco se va convirtiendo en un sendero. Llegamos a una cancela de hierro, de despues de cruzarla deberemos dejar nuevamente cerrada, ya que hay ganado, mas adelante nos encontramos una choza de piedra y unos metros mas adelante nos encontramos otro chozo. Al fondo ya veiamos el circo, mas conocido como Corral del Diablo. Mediokilómetro más adelante la hierba da paso al lecho rocoso y nos obliga a pasar al otro lado del río. De piedra en piedra se llega a un santuario, consistente en una cruz sobre un gran bloque de piedra con una imagen de una virgen (aunque hace poco hice esta ruta y el cristal que cubria a la virgen estaba roto y la virgen ya no estaba). Al llegar a este santuario nos sorprendimos al encontranos a una mujer de avanzada edad rezando en a la vigen, ya que para llegar habia que cruzar por muchas piedras, e incluso a veces saltar de una a otra. Nada mas supererar este santuario la senda aparece muy marcada en el terreno hasta convertirse en una amplia trocha por la cual subiremos el importante desnivel que nos queda. Este tramo es el mas duro de todo el recorrid, ya que la garganta se estrecha considerablemente en un angosto pasillo que obliga al camino a describir continuos zigszags, al borde mismo del desfiladero, lo que nos permite ver unas cuantas pozas y cascadas. Al cabo de unas 3 horas, se llega a la espectacular Laguna de La Nava. En la represa de esta laguna, cubierta por un bonito cesped pasaremos la noche a la interperie.

Dia 2: Laguna de la Nava-Laguna de los Caballeros-Laguna del Barco-Nava del Barco

A la mañama siguiente nos despertamos temprano para continuar la marcha, ya que este dia iba a ser el mas largo y duro.Reemprendimos la marcha hacia el lado este de la laguna, donde hay un edificio en ruinas. Lo rodeamos por cualquiera de los lados y continuamos hacia arriba, hacia el Collado del Pelado(2186m), para asi ganar la Cuerda del Ronchito en direccion a la Laguna de los Caballeros. En el camino nos encontraremos con un gran numero de piornos, sobre todo hasta coronar la cima del Barreron de las Hoyuela, ya que luego comenzamos un descenso por una buena senda hasta la amplia pradera donde se supone que hay una fuente, pero que nosotros no encontramos. Desde aqui ya se ven las cima de La Covachay en escasos minutos alcanzamos los prados que rodean la Laguna de los Caballeros.Una vez en la Laguna de los Caballeros la bordeamos por la derecha hasta llegar a una gran piedra asentada en el borde de esta y en vez de subir por la Covacha nosotros subimos en direccion noroeste por la derecha del pico que está encima de la laguna hacia la Portilla Honda. La subida no está indicada pero apenas tiene dificultad y en poco más de media hora se llega arriba. Una vez en la partilla comenzamos un descenso por rocas, donde encontraremos algun que otro manantial, hasta llegar a los pies de la Laguna del Barco.La laguna la bordeamos por la izquierda hasta llegar a su represa, ahora por la margen derecha y por pista forestal seguimos la Garganta de la Vega. A la izquierda la Cuerda del Risco del Águila y a la derecha la Barrera de la Cuesta Mala, seguimos hasta una majada de cabras. Se cambia de margen, se sube una cuesta, se pasa el Cerro del Pastureo, un corto llano, se bordea Cabeza Redonda y se llega a una cerca metálica. A partir de aquí la pista es apta para automóviles, para llegar a nuestra meta aún faltará pasar por tres cercas metálicas, que tendremos que cerrar al pasar. Así alcanzaremos Prado Cardiel, en donde nace la pista que nos llevara hasta el Puerto de Umbrias. Desde aqui ya solo nos queda bajar hacia la derecha carretera abajo para llegar al lugar donde empezamos.

No hay comentarios:

Nota importante

Las descripciones de las rutas del blog, son totalmente subjetivas, basándose únicamente en las apreciaciones, percepciones y sensaciones del que suscribe, y analizando lugares, pasos, dureza, dificultad, etc. bajo su único punto de vista, que en ningún modo tiene por qué coincidir con el de otras personas.
Estas descripciones no pretenden ser en ningún momento una referencia plenamente fiable, sino una referencia meramente orientativa y no necesariamente válida.
Si decides realizar alguna ruta documentate además en libros y guías especializados sobre la zona en donde encontrarás una mayor y seguramente mejor información.
Son exclusiva responsabilidad de quien pudiese utilizar esta información los posibles percances que pudiera sufrir como consecuencia del desarrollo de una actividad basada en el uso de esta descripción.