Garganta de los Papuos

Garganta de los Papuos
Ruta: Jerte, Garganta de los Papuos, Chorrera


02 de Abril de 2011


Pues aprovechando que estaba el cerezo en flor, pero si querer tampoco tragarnos la masificación que hay en estas fechas señaladas en el Valle del Jerte, nos fuimos a dar una vueltecilla por la preciosa y salvaje Garganta de los Papuos.


Aparcamos a la entrada del pueblo de Jerte, antes del puente y del monumento a la cereza.




Tras cruzar el puente, al lado de la cabina de información, continuamos por el camino que sale a la derecha.


El camino se bifurca y nosotros tomamos el camino de la derecha, que baja hasta un puente de hormigón que cruza la Garganta de los Papuos.


Preciosas vistas nos ofrece esta garganta.
Aquí en el Valle del Jerte están las dos garganta que mas me han sorprendido de todas las que he visto, y son la de los Papuos y sobre todo la de las Nogaledas, parece que no correspondieran a esta zona del mapa.


El camino continua en muy buen estado remontando la garganta.



Una mirada a las terrazas que en estos días visten de blanco.


Siguiendo el camino llegamos al llamado Puente de los Papuos, que es el último puente que hay en la garganta.


Lo cruzamos y seguimos de frente y hacia la derecha, abandonando el camino que traíamos.


Bonita cascada.


Ahora desaparecen los caminos y solo hay hitos, y no siempre, esta primera parte es la peor de orientarse, pero con un poco de ojo se hace bien.



La garganta nos va ofreciendo preciosas cascadas a nuestro paso.



Una mirada atrás.


Mas cascadas.


Arroyo que baja en busca de los Papuos.


Seguimos a media ladera.



Al hacer la curva de la garganta damos vista a lo lejos a la chorrera donde vamos.


Preciosos toboganes que se usan en barranquismo.



Ya estamos cerca.


Caminamos un poco mas y ya llegamos a la chorrera, donde acaba nuestra ruta.
Esta cascada se usa en barranquismo como el rapel mas largo de la garganta, con 30 metros.


Bajamos como podemos hasta una roca situada al lado de la cascada para hacer el descanso y comer algo.



La cascada desde arriba.


Argolla para montar el rápel.


Tras la parada y el deleitarnos con la preciosa cascada regresamos desandado el camino.





En el Puente de los Papuos paramos a refrescar un poco los pies.



Y tras la ruta a disfrutar un poco del cerezo en flor en el precioso Valle del Jerte.

1 comentario:

Javi dijo...

El otro día estuve en esta garganta gracias a ti y a tu blog. Decir que es espectacular, me gustó muchísimo. La que más del Jerte. Sobre todo ahora en verano que te puedes bañar.

Gracias.

Nota importante

Las descripciones de las rutas del blog, son totalmente subjetivas, basándose únicamente en las apreciaciones, percepciones y sensaciones del que suscribe, y analizando lugares, pasos, dureza, dificultad, etc. bajo su único punto de vista, que en ningún modo tiene por qué coincidir con el de otras personas.
Estas descripciones no pretenden ser en ningún momento una referencia plenamente fiable, sino una referencia meramente orientativa y no necesariamente válida.
Si decides realizar alguna ruta documentate además en libros y guías especializados sobre la zona en donde encontrarás una mayor y seguramente mejor información.
Son exclusiva responsabilidad de quien pudiese utilizar esta información los posibles percances que pudiera sufrir como consecuencia del desarrollo de una actividad basada en el uso de esta descripción.