Parador de Gredos, Puerto del Arenal, Risco de las Morrilas, San Martín del Pimpollar

Parador de Gredos, Puerto del Arenal, Risco de las Morrilas, San Martín del Pimpollar
Ruta: Parador Nacional de Gredos, Pradera Navapalenciana, Pradera de El Cervunal, Puerto del Arenal, Risco de las Morrilas 1.997m., Garganta Honda, Rio del Pinar, San Martín del Pimpollar

07 de Octubre de 2012


Tenía muchas ganas de hacer alguna ruta por esta zona de Gredos sobre todo por poder acabar en San Martín del Pimpollar, un pueblo bastante raro en las rutas ya que nadie se suele acordar de él. Y la verdad es que acabé encantado con la zona. Y volví a regresar a mis orígenes de rutas raras.



Fuimos hasta el Parador Nacional de Gredos, donde dejamos aparcado el coche.



Y comenzamos a andar unos metros por la carretera en dirección Este, hasta que a la derecha sale un senderito por el cual atajaremos por un pinar.


El sendero acaba en una pista, que es el Cordel del Puerto del Pico. Al llegar a ella continuamos hacia la derecha.
Y pocos metros mas adelante llegamos a otro cruce, donde volvemos a coger el ramal derecho.


Tras unos cientos de metros aparece a nuestra izquierda un camino que cruza una portera canadiense, así que nos salimos de el cordel y continuamos por este nuevo camino.

Siguiendo el camino salimos del pinar y llegamos a las praderas de Navapalenciana.


Vistas del Circo de Gredos.


Aquí tenemos la opción de seguir por el camino, pero nosotros nos salimos campo a través.


Las vacas nos dan los buenos días.

Cruzamos el Arroyo Tormejón, para muchos el nacimiento del Rio Tormes, pero para mí personalmente el Tormes nace en la Garganta del Cuervo, ya que el Arroyo Tormejon es un afluente de esa garganta.


Los caballos también nos saludan.


Para volver a enlazar con el camino nos dirigimos en dirección Sur-Este hacia un pequeño collado que hay entre el Cerro de la Médica y el Cerro Borreguero.


Una vista de la preciosa pradera Navapalenciana desde el colladito.


Allí volvimos a coger el camino que toma dirección sur.


A nuestra izquierda se ve el valle de la Garganta de la Umbría de los Cervunales en primer término y el valle de la Garganta Navarenas al fondo con la Cuerda de los Mojones en el horizonte.


Desde las alturas también nos visitan.


Continuamos subiendo dejando el Cerro Borreguero a nuestra derecha y llegamos a un collado desde el que ya damos vista al Collado del Andrinal, el Cabrillas y la Garganta de las Cabrillas.


Aquí el camino gira y nos lleva en dirección Este.


Llegamos al Collado del Mojinete, desde donde tenemos una preciosa vista del Risco de las Morrillas, a donde iremos.


Damos vista tambien a la Estebelta Doncella, La Galana.


Desde el Collado del Mojinete giramos en dirección sur para ir hacia las praderas de Los Cervunales.


Un personaje autóctono de la zona.


Llegamos a un refugio en muy buen estado, pero estaba cerrado con una puerta metálica, así que será privado. Vaya zona preciosa para tener una casita...


Panorámica desde el refugio.



Continuamos ahora en dirección Este por un senderito en dirección al Collado de Los Cervunales.

Echamos una vista atrás y también dimos vista a La Mira. Que espectáculo de ruta, tiene unas vistas tremendas.


Ahora seguimos por lo alto de la cuerda hacia el cercano Puerto del Arenal.


Una vista hacia el norte, hacia la Garganta Navarenas.


Y en poco rato llegamos al famoso Puerto del Arenal.


Tras la paradita de rigor continuamos por el cordal ya con el Risco de las Morrillas muy cercano.


Una vista hacia el Sur, donde se encuentra el pueblo de El Arenal, el que le da nombre al puerto.


Por esta zona había muchísimas cabras que siempre alegra verlas.


Y tambien machos.


Impresionantes paredes caen hacia el sur.


El sendero nos lleva al Collado de la Sillita desde donde ya solo queda una última subida.


Cumbre del Risco de las Morrillas.



Para subir nos tocó hacer una pequeña trepada sin dificultad.


Vistas desde la cima a la multitud de pistas que unen Cuevas del Valle con El Arenal.


Hacia el Este, el Fría, la hondanada del Puerto del Pico, El Torozo y el Cabezo.


Cima del Risco de las Morrillas 1.997m.


Vistas privilegiadas de la Canal Reseca, la Canal Seca y La Mira.


Ahora para bajar lo haremos por la Garganta Honda.


Comenzamos a bajar sin camino alguno a través de las terracitas que hay, no se hace muy cómodo andar, pero mejor esto que si los piornos estuvieran verdes.

Una mirada hacia arriba.


En la bajada vimos una pista que baja, así que fuimos en su busqueda.


Ahora continuamos por la pista en dirección Norte.


Mas abajo llegamos, tras cruzar una valla, llegamos a otra pista, que también se dirige al Puerto del Pico.


Nosotros continuamos hacia la izquierda buscando una bajada hacia la garganta.


En la parte donde se acaba el pinar bajamos hacia ella.


Ahora ya solo queda continuar el cauce de la Garganta Honda.


El camino se hace mejor por la margen derecha.


Mas abajo la garganta desemboca en el Rio del Pinar, el cual ya va hasta San Martín del Pimpollar.


El caminar por aquí es bastante agradable, entre praderas y pinares.



Una mirada hacia las cumbres por las que hemos estado.


Y tambien hacia El Torozo


Nos toca saltar una pared sin mayores problemas, y siguiendo siempre por los senderos mas cercanos al rio llegamos a una piedras verticales, tras las cuales ya vemos la pista forestal que va al pueblo.


Una vez en la pista la continuamos y al poco rato damos vista a nuestro destino, San Martín del Pimpollar, donde está el coche que habíamos dejado.


Para entrar en el pueblo lo hacemos por un bonito puente de piedra que salva las aguas del Rio Arenillas.


Y así acabamos esta preciosa ruta que lo tenía todo, vistas, soledad, fauna y ante todo redescubrirnos otro rincón mágico y algo olvidado de Gredos.


Nota importante

Las descripciones de las rutas del blog, son totalmente subjetivas, basándose únicamente en las apreciaciones, percepciones y sensaciones del que suscribe, y analizando lugares, pasos, dureza, dificultad, etc. bajo su único punto de vista, que en ningún modo tiene por qué coincidir con el de otras personas.
Estas descripciones no pretenden ser en ningún momento una referencia plenamente fiable, sino una referencia meramente orientativa y no necesariamente válida.
Si decides realizar alguna ruta documentate además en libros y guías especializados sobre la zona en donde encontrarás una mayor y seguramente mejor información.
Son exclusiva responsabilidad de quien pudiese utilizar esta información los posibles percances que pudiera sufrir como consecuencia del desarrollo de una actividad basada en el uso de esta descripción.