Navalonguilla, Arroyo de la Hoya, Alto de Cabeza Pelada, Garganta de las Cerraíllas

Navalonguilla, Arroyo de la Hoya, Alto de Cabeza Pelada, Garganta de las Cerraíllas
Ruta: Navalonguilla, Camino de La Lucía, Garganta Navalahuesa, Arroyo de la Hoya, Alto de Cabeza Pelada 2.248m., Garganta de las Cerraíllas

28 de Octubre de 2012


Tras una llamada del amigo Oscar pronto se me vino a la cabeza ir con él a la Sierra Llana, a redescubrir rincones perdidos y olvidados. Y así fue, Gredos nos fue llevando por donde quiso y al final tuvimos una joya ante nuestros ojos.


Quedamos en Navalonguilla por la mañana pronto.
Aparcamos los coches y empezamos a andar por el camino que sale al Sur, conocido como Camino de La Lucía.


Con el cambio de hora de la noche anterior amanece antes y ya teníamos al sol presidiendo la sierra.



Desde el principio ya dabamos vista a la cresta de las Hoyas, la cual conoceríamos, pero aún no lo sabiamos.


Los arroyos bajan hasta arriba de agua.


La pista cruza una portera y despues hay un desvío, el ramal izquierdo es por donde volveremos, así que ahora seguiremos rectos por el ramal derecho.


El paisaje es un cuadro precioso.
Los helechos otoñales están aun helados.


La pista está hormigonada, debe ser para evitar barrizales ya que se usa mucho para uso ganadero.


Mas adelante la pista hormigonada se convierte en camino entre robles.


Siguiendo el camino llegamos a una praderita cercana a Navalahuesa.
El sendero sigue recto paralelo a la Garganta de los Caballeros en dirección a la Garganta de El Cancho, pero como nosotros vamos en otra dirección tomamos un pequeño sendero que sale en dirección Sur-Este, entre el Arroyo del Molino y la Garganta de Navalahuesa.


A lo lejos se ve El Púlpito.


Parecía que salía humo de la tierra. Se estaban descongelando las plantas y creaban un precioso efecto.


A nuestra derecha dimos vista a la Majada de las Lanchas.


Se hizo muy duro el avance por esta zona, ya que los senderos se habían convertido en ríos y nos tocó empiornarnos y hacer auténtico malabares.
Panorámica de las vistas.


Por fín salimos de la zona mas encharcada y llegamos a otra pradera donde enlazamos con otro camino que estaba también encharcado.


Ya con el camino mas o menos decente llegamos al puente que salva la Garganta de Navalahuesa.


Preciosas vistas de la cresta de las Hoyas.


Cruzamos la Garganta de Navalahuesa y la remontamos por el margen derecho hasta una preciosa y gran cascada que formaba el Arroyo de las Hoyas al desembocar en la primera.
Esta cascada solo era el comienzo de un maravilloso valle.


Tras apreciar y sorprendernos con la cascada nos encaminamos hacia el valle del Arroyo de las Hoyas.


Según avanzábamos vimos como la cresta que veíamos por la otra vertiente se convertía en un impresionante risco. Llamemoslé Risco de las Hoyas.


Pero eso no era todo, ya que al hacer un pequeño giro se mostró delante nuestra unas preciosas cascadas y pozas. Que barbaridad, que sitio mas impresionante.


Vistas del Risco de las Hoyas.


Una de las cascadas.


Oscar jugandosela para hacer unas buenas fotos.


Mas arriba el valle se bifurca, a la izquierda se encamina hacia la Portilla de los Linares por un valle tendido.


Pero de frente el arroto va por un espectacular barranco.


Panorámica de los paredones que nos rodean.


Decidimos subir rectos, por la zona de los cortados, que además subiendo por aquí iremos a dar al Alto del Cabeza Pelada.


Oscar (el puntito negro de la derecha) se acerca a hacer alguna foto. Se puede apreciar la altura, tendrá al rededor de los 20m.


Continuamos subiendo y nos seguimos encontrando cascadas.


La parte alta del barranco.


Al final de este espectacular y precioso valle que no esperabamos encontrar, tuvimos una pequeña pedrera con algo de piorno que nos lleva a la línea de cumbres.


A nuestra izquierda aparecen los majestuosos Riscos del Gutre y La Galana.


Y a nuestra derecha El Cancho y la Garganta de los Caballeros con La Covacha y el Juraco presidiendola.


El Cancho.


Garganta de los Caballeros con los Riscos Moresnos a la izquierda y La Covacha y el Juraco al fondo.


Ahora vamos cogiendo pequeñas trochas casi perdidas en dirección Oeste, que nos ayudan a avanzar entre el piornal


Damos vista a la zona Sur, a la altura de los Regajos del Guarro.


Por la zona del Alto del Cabeza Pelada 2.248m., zona mas alta de la ruta, decidimos parar a comer algo.


Tras la parada y debido al frío que hacía, decidimos ponernos en marcha pronto.
Ahora para bajar decidimos hacerlo por la Garganta de las Cerraíllas.


Sin ningún problema bajamos a las praderas inferiores de la garganta.


Y más abajo llegamos a la cascada que caracteriza a esta garganta.


Vista de la cascada y el chozo de las Cerraíllas.


Ahora desde aquí tenemos que seguir bajando pero con tendencia a derechas, donde cogeremos el sendero que nos llevará de vuelta.


A lo lejos damos vista a la cascada del El Chorrero.


Riscos Morenos.


Panorámica del valle donde se asientan Navalonguilla y Navalguijo.


El sendero nos hace cruzar la Cuerda del Cabeza Pelada y nos baja mediante unas zetas hacia el Arroyo del Berceo.


Una ves en el Arroyo del Berceo vamos en dirección al puente por el que cruzamos antes la Garganta de Navalahuesa, y tras cruzarlo continuamos por el sendero.


Vistas al atardecer.


Siguiendo este sendero llegamos a la pista que al principio de la ruta dejamos a mano izquieda.


Otro tipo de cabras, menudos cuernos...


Y siguiendo la pista volvemos a la portera del comienzo de la ruta y de ahí ya deshacemos nuestros pasos hasta los coches.


Y así ponemos fin a esta espectacular ruta en la que hemos redescubierto un rincón olvidado de esta preciosa sierra.

Nota importante

Las descripciones de las rutas del blog, son totalmente subjetivas, basándose únicamente en las apreciaciones, percepciones y sensaciones del que suscribe, y analizando lugares, pasos, dureza, dificultad, etc. bajo su único punto de vista, que en ningún modo tiene por qué coincidir con el de otras personas.
Estas descripciones no pretenden ser en ningún momento una referencia plenamente fiable, sino una referencia meramente orientativa y no necesariamente válida.
Si decides realizar alguna ruta documentate además en libros y guías especializados sobre la zona en donde encontrarás una mayor y seguramente mejor información.
Son exclusiva responsabilidad de quien pudiese utilizar esta información los posibles percances que pudiera sufrir como consecuencia del desarrollo de una actividad basada en el uso de esta descripción.